martes, 5 de junio de 2018

Seguimos aprendiendo a usar la información

Durante este curso, para hacer nuestros trabajos de investigación tenemos claro que debemos usar la información. La información está en las fuentes de información. 

¿Qué es buscar información?

Hemos aprendido que buscar información es una tarea planificada que va encaminada a un fin, responder a dudas o preguntas que tenemos o que nos dan. Antes de comenzar a buscar información, hace falta:
  1. Saber bien lo que se busca. ¿QUÉ BUSCO?
  2. Reflexionar cuál es la fuente más adecuada o idónea. ¿DÓNDE LO BUSCARÉ?
  3. Aplicar estrategias adecuadas y eficaces. ¿CÓMO LO BUSCARÉ?
Pero ¿para qué buscamos información? Nosotros solemos buscar información para: 
  • Resolver actividades concretas que tenemos que hacer en clase.
  • Resolver dudas y aprender conocimientos que necesitamos.
  • Preparar y elaborar trabajos escritos.
  • Preparar y presentar exposiciones orales
Elegir buenas fuentes de información.
Ya tenemos clara la diferencia entre opinión e información. Además sabemos que hay informaciones que son más fiables que otras. Para elegir bien debemos tener en cuenta la diferencia de cada una de estas ideas:
Por ejemplo:
  • En un libro informativo o de texto encontraremos la información bien indicada.
  • En un documental de televisión solemos encontrar cosas veraces o reales.
  • En una novela o libro de ficción, aunque parezca de verdad –verosímil- encontramos ficción o imaginación.
Sin embargo tenemos clara una pregunta ¿todas las fuentes de información son fiables? Porque algunas fuentes de información son más fiables que otras. En ellas podemos confiar más. Por ejemplo:
  • Libros y enciclopedias escritos por personas o equipos de personas con prestigio y recientemente, es decir, que no sean libros o enciclopedias muy antiguos.
  • Documentales de televisión o de Internet realizados por personas importantes en su materia.
  • CD y revistas de prestigio.
  • Folletos divulgativos de entidades o asociaciones especializadas; y también, administraciones públicas (oficinas de turismo, ayuntamientos…).
  • Entrevistas con expertos. 
  • Páginas web de organismos, entidades o asociaciones importantes.
Hay que desconfiar de algunas fuentes de información:
  • Páginas web, blogs… que no indican quién es su autor.
  • Los documentos escritos que no dicen quién los escribe. 
  • Las fotocopias que no señalan de dónde se han hecho.
  • Programas de televisión en los que opina gente que no es especialista.
Cuando hacemos nuestros proyectos escolares de investigación documental necesitamos localizar diversas fuentes de información es decir ¿Con qué, con quién y dónde nos informamos? para ello solemos pensarlo en equipo y así enriquecer las ideas de unos con las de los otros.

Cómo citar un libro:
   APELLIDO DEL AUTOR, Iniciales de su nombre: Título. Lugar: Editorial, año de edición. 
           Ejemplo:
           FERNÁNDEZ ÁLVAREZ, M.: Pequeña historia de España. Madrid: Espasa, 2010. 
Cómo citar una página web o blog:
   Autor (persona o entidad) (fecha). Título de la página. Recuperado de: Dirección web 
          Ejemplo:
  WIKIPEDIA (4 de enero de 2018). Unión Europea. Recuperado de:  https://es.wikipedia.org/wiki/Unión Europea
Cuando leemos usamos algunas técnicas de consulta y lectura para localizar la información rápidamente y saber si ese libro, web, documento... nos va a ser útil y dónde podemos encontrar lo que nos hace falta. Para ello usamos índices, sumarios, palabras clave, títulos, etiquetas, menús...
Y, por último, cuando consultamos libros, atlas, webs, blogs... debemos seleccionar, recoger y manejar la información o los datos. Anotar lo que necesitamos. Luego ponemos con nuestras palabras y hacemos resumen, esquemas, dibujos, gráficos, mapas de conceptos, fotos,… para dejarlo todo bien organizado teniendo en cuenta que debemos seleccionar de los datos e informaciones que tenemos cuáles nos sirven para resolver nuestra duda y que nos interesan. Y, también, debemos rechazar la información que no nos es útil.
Con todo ello vamos aprendiendo a aprender por nosotros mismos, con ayuda de los demás, con ayuda de las fuentes de información, buscando las fiables y las que son útiles en cada momento y transformando la información en nuestro conocimiento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes dejar aquí tu opinión, pero recuerda que no se admiten comentarios anónimos ni con "muchas" faltas de ortografía. Escribe con respeto y buena educación. Somos gente sensible a lo positivo.
Al final deja siempre tu nombre.